Blog LA ETERNA ELECCIÓN EN EL TIPO DE INTERÉS DE LAS HIPOTECAS

LA ETERNA ELECCIÓN EN EL TIPO DE INTERÉS DE LAS HIPOTECAS

17 de Enero de 2019 Agencia V

De un tiempo para acá todos nos hacemos las mismas preguntas a la hora de contratar un préstamo hipotecario, pero una de ellas resuena con más fuerza: ¿qué nos interesa más, el interés fijo o el interés variable?

Tiempo atrás, desde el inicio del año 2.000, nos encontrábamos que la gran mayoría de las operaciones se realizaban a un tipo de interés hipotecario variable, nadie se planteaba un interés fijo puesto que el Euribor, esa palabreja tan amada u odiada dependiendo de si "subía" (pagamos más intereses hipotecarios) o "bajaba" (pagamos menos intereses hipotecarios), se encontraba en unas tasas bajas y ello hacía que las cuotas de los préstamos fueran más atractivas y asequibles.

Con la subida del Euribor, a valores históricos en julio de 2.008, y los precios de la vivienda las cuotas de los préstamos se dispararon hasta situaciones que todos recordamos, debemos recordar y que no es necesario repetir.

La pregunta de siempre...

En la actualidad nos encontramos con un panorama que guarda ciertas similitudes a los primeros años del 2.000: tipos de interés bajos, alquileres que comienzan a estar más altos que la cuota de una hipoteca y un aviso en los informativos del incremento del valor la vivienda. Así que nos decidimos por buscar una vivienda y, a la hora de solicitar el tan ansiado préstamo hipotecario, nos viene la pregunta recurrente y esa cantidad de recomendaciones, que si fijo, que si variable, que si mixto...; nos han recomendado hasta con vídeos en los que nos han dado su punto de vista y nos han producido unas cuantas risas también, y ya ni hablamos cuando le hacemos la pregunta al típico cuñado que acaba de firmar su hipoteca. En definitiva, es esa pregunta de la que cada persona a la que se la hacemos nos da unos argumentos tan válidos como la anterior o la siguiente para al final no saber qué hacer.

... la respuesta de siempre

La respuesta a esa pregunta no se encuentra en un director de banco, ni en un familiar, se encuentra en la economía doméstica de cada uno y de su propio perfil como inversor.

Una visión diferente

Verán, es muy sencillo: si una persona tiene un perfil como inversor conservador, lo que significa que no le gusta arriesgar lo más mínimo y le encanta tener todo bajo control, jamás va a firmar una hipoteca a tipo de interés variable si tiene una oferta a tipo de interés fijo, se va a sentir siempre más cómodo controlando y viendo que siempre va a pagar lo mismo, por lo que hará una hipoteca con tipo de interés fijo; si por el contrario el perfil como inversor es agresivo, se la jugará con una hipoteca a interés variable, al fin y al cabo se paga en la actualidad y hasta no sabemos cuándo menos intereses que con un interés fijo, y tratará de realizar amortizaciones anticipadas para que esa jugada le salga rentable.

Con todo esto, y simplificando, primero es necesario identificar qué tipo de inversor somos y a partir de ahí realizar LA MEJOR ELECCIÓN para nuestro caso concreto, después de todo, los que somos titulares de una hipoteca somos los que la pagamos y, por tanto, los que tenemos que estar satisfechos con el acuerdo firmado, que son muchos años como para estar descontento.

 

Javier Seva Vera

Asesor financiero / Agente inmobiliario

JSVasesores / AgenciaV

Encuentranos en

AgenciaV, Calle La Huerta, 130, local 86, 03690, San Vicente del Raspeig, Alicante, España
865602047
[email protected]